3 Pecados (que Nadie te Dice) al Vivir en una Privada Residencial en Mérida, Yucatán

¿Has considerado privadas residenciales en Mérida, Yucatán para vivir (o ya vives en una)?

Déjame decirte que una privada en Mérida tiene mucho que ofrecerte. Tu calidad de vida se puede elevar por las nubes si eliges la adecuada para el estilo de vida que persigues.

Sea cual sea el fraccionamiento privado que elijas para vivir, hay algunas verdades que tienes que saber para realmente disfrutar tu vida en ella.

Sigue leyendo y te cuento 3 de ellas.

Imagen de casas en una de las privadas residenciales en Mérida, Yucatán

Las casas en privadas residenciales han ganado mucha popularidad en Mérida y sus alrededores.

Entre las razones principales se encuentran la seguridad y amenidades que muchas privadas en Mérida ofrecen a sus habitantes.

Y es cierto, vivir en una privada residencial puede darte una vida muy satisfactoria y con mucho estilo. Pero esto sólo será posible si incluyes algunas recomendaciones en tu estilo de vida.

Puedo escribir páginas detallando los beneficios de vivir en una privada en Mérida, pero esa es información que nos desviaría del punto central que quiero platicarte en ésta ocasión.

Por el contrario, me voy a enfocar en detallarte 3 cosas que nadie te dice pero son extremadamente importantes para que disfrutes de una vida plena si decides establecer tu hogar en una casa en alguna privada residencial en Mérida.

Mi propósito al escribir éste artículo es ayudarte a aprovechar todas las ventajas que una privada te ofrece, y a disfrutar tu vida en ella, evitando éstos 3 errores que en mi experiencia he visto cometer a muchas personas:

Pecado 1. No Leer el Reglamento de Convivencia de la Privada Residencial

Todo fraccionamiento privado en Mérida tiene un reglamento de convivencia condominal donde se detallan, entre otras cosas, las normas a seguir para tener un ambiente cordial entre los vecinos. Es extremadamente importante que leas cuidadosamente este reglamento.

Al estar consciente de tus obligaciones te evitas romper inadvertidamente las reglas de convivencia, y así meterte en problemas con tus vecinos o con la administración. Ejemplos de estas reglas pueden ser los niveles de ruido y las áreas de paseo de mascotas…incluso el color de la fachada de tu casa.

Imagen ilustrativa de una página del reglamento de condominio de las privadas residenciales en Mérida, Yucatán.

Saber tus derechos también es importante.

Por ejemplo, si el comportamiento de un vecino te produce alguna molestia, y dicho comportamiento está en contra de las reglas de convivencia, puedes reportarlo a la administración evitando una confrontación directa.

Mi consejo es siempre tratar primero de razonar cordialmente con el vecino en cuestión. Aclaro aquí que algunos administradores difieren conmigo en éste punto.

Si adquieres un terreno dentro de una privada residencial en Mérida, es particularmente importante que leas bien el reglamento, y que se lo entregues al constructor o arquitecto que selecciones para construir tu casa. Muchas veces las privadas imponen restricciones en los estilos de las casas que se pueden edificar dentro de ellas.

Si no lees el reglamento condominal es posible que no se autorice el proyecto arquitectónico o los permisos de construcción correspondientes, haciéndote perder tiempo, dinero….y ya no digamos la ansiedad que te causaría cualquiera de esas situaciones.

Pecado 2. Pensar que la seguridad depende sólo de la administración de las Privadas Residenciales en Mérida

Existen muchas razones por lo que la gente decide vivir en una privada en Mérida, siendo quizás, la seguridad, la más importante.

Imagen de una mujer activando el sistema de alarma en su casa, una de las medidas de seguridad que se recomienda implementar en cualquier casa en el interior de privadas residenciales en Mérida

La barda perimetral que rodea a una privada, y el control de entradas y salidas de personas, proporcionan más seguridad que en colonias abiertas y un sentimiento de paz mental más profundo.

No dejes que lo anterior te haga bajar la guardia y relajes demasiado las medidas de seguridad en tu casa.

Si vives o estás pensando vivir en una privada en Mérida, no olvides implementar tus propias medidas de seguridad. Te dejo algunos ejemplos de las medidas que puedes adoptar fácilmente y te darán mucha tranquilidad.

  • Usa un sistema de alarma
  • Contrata cámaras de vigilancia si es posible
  • Si vas a salir de vacaciones, pídele a un vecino que esté pendiente de tu casa

Pecado 3. No vigilar a tus hijos cuando juegan en las áreas comunes de la privada

Dependiendo de la privada, se puede encontrar uno o varios de los siguientes beneficios

  • Tráfico reducido en las vialidades interiores
  • Áreas verdes donde las familias pasan horas muy agradables
  • Amenidades en donde los hijos se divierten sanamente

Por ejemplo, en muchas privadas en Mérida las amenidades incluyen una piscina pero no es común que tengan personal de vigilancia o salvavidas.

La posibilidad de accidentes siempre está latente y hay que prevenirlos. Es por ello que debes siempre mantener vigilados a tus hijos, incluso dentro de los límites del fraccionamiento privado.

Esta sugerencia te puede parecer trivial. Aún así, es muy fácil olvidarla cuando las obligaciones del trabajo o de la casa nos exigen toda nuestra atención.

Afortunadamente, en una privada es muy probable que tengas una estrecha amistad con los padres de otros menores con quienes juegan tus hijos. De esta manera es más fácil coordinarse con ellos para que siempre esté un adulto presente.

Resumen

Sea cual sea la privada en donde decidas tener el estilo de vida que buscas, ten por seguro que si evitas éstos 3 errores, tu vida en la privada será todo lo que sueñas:

  • No leer el reglamento de convivencia de la privada residencial
  • Pensar que la seguridad depende sólo de la administración de la privada residencial
  • No vigilar a tus hijos cuando juegan en las amenidades comunes de la privada

Toma en cuenta que he tocado sólo algunos de los errores más importantes que debes evitar si vives o quieres vivir en un fraccionamiento privado en Mérida.

Te agradecería que nos dejaras un comentario sobre este artículo. ¿Has cometido alguno de éstos 3 errores? ¿Sabes de algún otro pecado que se debe evitar al vivir en una privada en Mérida? Tu opinión nos interesa mucho. Gracias.

¿Crees que alguien se puede beneficiar de éste artículo? Compártelo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.