Crédito Hipotecario: Abre Bien los Ojos y Léelo Completo.

Un crédito hipotecario puede llevarte al cielo o al infierno. Depende de que sigas o no este consejo.